Miércoles, 13 Agosto 2014 11:04

Últimos días de entrenamiento

Escrito por
¡Ahí está! ¡Ahí está!

Estamos en la recta final del entrenamiento para estrenar la media veda, y es fundamental trabajar estas últimas sesiones con talento y sentido común, sobre todo con nuestros perros. Cuidado con las magistrales “fórmulas de última hora” que circulan por ahí, porque algunas son realmente dañinas para nuestros compañeros de cuatro patas.

 

No caigas en errores tales como sacar tus perros a correr en las horas de más calor, esto no los fortalece sino que los debilita e incluso puede provocar algún susto o accidente, no es normal pretender que un perro poco o nada entrenado esté corriendo dos horas cuando el sol aprieta en firme, el suelo está recalentado, y respirar se hace algo complicado entre las matas.


Tampoco te dejes llevar por esas recomendaciones de sacar al perro por el carril corriendo detrás del coche, le vas a destrozar los palpìllos plantares, lo agotarás y conseguirás justo lo contrario a lo deseado, terminará agotado, dolorido y mermado de capacidad de fortalecimiento muscular en los siguientes días.


Olvida esa receta de no darles de beber con frecuencia en estos días de calor para que “aguanten mejor en el campo”, es justo al contrario, un perro bien hidratado no se viene abajo, se recupera antes de los continuos esfuerzos, y logra trabajar con cabeza durante un tiempo lógico y suficiente.


No abuses de los ejercicios bruscos y exigentes en terrenos con desniveles, esto requiere movilizar mucha energía y poner a rendir a tope el organismo de tu perro, no lo ejercites con carreras cortas y rápidas, lo mejor es el “trote cochinero” en terreno afable, con suelo de tierra. Así coge forma y fondo, que es lo que interesa.


Ojo a abusar con sacarlo a pasear por zonas asfaltadas o con suelo de cemento, esto desgasta sus palpillos y les quema las manos y pies, además el aire al nivel del suelo es irrespirable por el calor que desprende. Para el perro de caza, este tipo de suelo es una lija para sus patas.


Si llevas trabajando meses o semanas con tu perro sin duda va a entrar en buenas condiciones en la media veda, aún así hay que ser tolerantes y conscientes de que necesita un tiempo de adaptación para rendir con eficacia dadas las condiciones tan adversas del campo, ten talento y paciencia, no lo exprimas, poco a poco, que en unos días va a ir mejor.


Pero si no has dedicado el tiempo necesario en su preparación, entonces tómate estos inicios de la media veda como una progresión del entrenamiento, caza menos tiempo del deseado y busca descanso y refresco para tu perro de forma regular en la jornada.


Nunca olvides llevar agua para tu perro en los entrenamientos, déjale beber con frecuencia y refresca su cabeza de vez en cuando, así regula mucho mejor su temperatura y estará mejor, con más ganas, y más dispuesto a seguir registrando el campo para ti.


Buena caza a todos, disfrutando con pasión,
Miguel F. Soler

Inicia sesión para enviar comentarios

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una experiencia de navegación cómoda. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies. Información sobre cookies. ver política de cookies.