Jueves, 21 Agosto 2014 18:03

¡Feliz cumpleaños Nora!

Escrito por
Uno de aquellos días de desveda en octubre... Uno de aquellos días de desveda en octubre...

Once años en tu perro de caza dan para muchos buenos momentos de campo y convivencia, pero sobre todo dan para que aprendas a conocer, apreciar y admirar la grandeza de este bello, sensible y complejo animal que es el perro, en este caso, el perro de caza.


Hoy cumple años mi Nora, una pachona navarra hija de Free y de Hy, que me ha enseñado muchas cosas a lo largo de su vida, sobre todo a tener paciencia con los perros, a apreciar su inteligencia y a conocer lo que es una temporada tras otra tirando piezas a perro puesto durante muchas jornadas, con un punto álgido en el que durante tres temporadas consecutivas todos los días de caza de la general me puso varias piezas, y hablo de perdices, conejos y liebres, caza brava, autóctona y sin artificios.


Esto era desconocido para mí hasta entonces; he tenido muchos perros de caza y disfrutado de malas, regulares, buenas y muy buenas jornadas y temporadas de caza en estos casi 35 años con la escopeta al hombro, pero nunca había vivido lo que es salir al campo un día y otro y que siempre pudiese tirar a perro puesto a lo largo de una temporada. Hablar entonces de tres campañas seguidas es decir mucho.


Nora no es la mejor perra de caza que he tenido, pero puede que sea una de las más morraleras y astutas, a su manera a veces, pero muy astuta con la caza. Tuvo un comienzo regular e irregular en la caza, yo estaba acostumbrado a perros muy precoces y ella era tardía, basta decir que en su primera temporada la calificación no era como ni para un aprobado raspado, a pesar de contar con numerosas oportunidades de contactar con la caza en cada jornada.


Sin embargo yo notaba que algo se estaba fraguando a fuego lento, aposté por continuar (¡es un disparate creer que en una temporada el perro lo dice todo...!) trabajando con ella y con meses de entrenamiento, campeo y mucho contacto, poco a poco terminó por romper. Sus mejores temporadas en cuanto a calidad venatoria han sido sus cinco últimas, con temporadas anteriores en las que sin llegar todavía a nota alta, ya decía bastante entre las viñas, laderas y barbechos de mi admirada llanura manchega.


Pero no escribo esto para destacar su eficiencia porque no es el caso, ha sido una perra de caza buena en líneas generales pero irregular durante años, con jornadas disparejas, momentos de aburrimiento con ella y jornadas gloriosas, un “de todo un poco” en crisol de pelo corto, nariz marcada y manto antiguo de perro de muestra ibérico.


Escribo aquí y ahora, en el día de su undécimo cumpleaños, porque con estas líneas quiero felicitar a todos nuestros perros de caza tengan la edad que tengan y atesoren la calidad que sea, eso da igual si son nuestros perros de caza, que para un cazador a guerra galana, eso es un tesoro, “mi perro de caza”, ¡casi nada!. Y con ello también os animo a que trabajéis por ellos y con ellos para que el hermanamiento sea cada día más completo.


Esta temporada Nora ya no caza por esas “goteras” de la edad, pero da igual, sale conmigo y con su hijo Grey a campear, a pasear, se lo sigue pasando bomba mostrando palomas en el parque o guiando cogujales en cualquier parcela. Me sigue mirando cuando cruza una paloma cerca como diciendo “ahí la tienes, por si quieres tirar...”, y cada noche previa a un día de caza huele con detenimiento el morral, la canana, la funda de la escopeta, y esa noche no se despega de mí, anda siguiéndome por todos lados, como diciendo, “¡no te olvides de llevarme!”. No te preocupes Norita, yo siempre te llevo y te llevaré conmigo al campo..., ¡muchas gracias por todos estos años, y quiera Dios que sean muchos más juntos!.


Buena caza a todos, disfrutando con pasión,
Miguel F. Soler

1 comentario

  • Enlace al Comentario Luis Viernes, 22 Agosto 2014 13:25 publicado por Luis

    Precioso escrito, Miguel, es una verdadera pena que los perros se hagan viejos tan pronto. ¿Tú imaginas la cabeza, la experiencia y la nariz de tu Nora en un cuerpo joven que le aguantara en el campo? Sería la combinación perfecta.

    Algo de todo esto hay en el refrán que dice "Cazador joven, perro viejo; cazador viejo, perro joven"

    Enhorabuena por tu blog, es una delicia leerlo... A ver qué nos cuentas en tu próxima entrega sobre la Media Veda...

Inicia sesión para enviar comentarios

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una experiencia de navegación cómoda. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies. Información sobre cookies. ver política de cookies.