Viernes, 03 Junio 2011 09:13

MONTAJES Y TRAYECTORIAS.

Escrito por

Si nos referimos a las trayectorias de modalidades olímpicas, está claro que poco podríamos hablar sobre ellas siendo fijas en los 5 continentes aunque siempre tendría cabida el debate sobre estas. Pero en cuanto a modalidades como el sporting o recorridos de caza, todos sabemos que son el secreto del éxito de un campeonato.

 

Este año ya hemos disputado varios grandes premios a nivel nacional y uno a nivel internacional y podríamos comenzar a opinar sobre la idea de lo que es para nosotros un buen montaje.

 

 

En España el resultado de los montajes suele ser polémico y muy debatido sobre todo por quienes alguna vez se animan a competir en el extranjero. Y es que, a veces, la buena voluntad de la organización no es suficiente. Si yo me pongo en su piel, seguramente me quedase escaso de ideas pues está claro que no debe ser fácil trazar un campeonato que guste a la mayoría. Posiblemente ese es el momento oportuno para escuchar críticas constructivas y opiniones de quienes más han experimentado fuera de nuestras fronteras.

 

Quizá habría que conseguir dilucidar cuáles son las bases para un bonito montaje para lo cual es imprescindible campear cada planché durante las pruebas libreta en mano para poder sacar conclusiones. Dificultad de visión del objetivo sobre todo para veteranos y superveteranos; excesiva velocidad de platos para tiraodoras/es con menos masa muscular que les impiden manejar el arma con eficiencia; exceso de trayectorias repetitivas y otra serie de carencias o errores que sacaremos estadísticamente observando pacientemente a los tiradores.

 

En mi opinión, habiendo pisado ya unos cuantos planchés nacionales y escuchando opiniones de compañeros podría intentar identificar lo que el tirador español desestima en un montaje:

 

        1)      Evitar platos con mala visibilidad debido a diferentes posibilidades:

-          Platos excesivamente rápidos.

-          Platos que solo ofrecen su perfil al tirador a considerable distancia.

-          Platos montados sobre fondos naturales que brinden una imagen difusa sobre este.

         2)      Evitar, en la medida de lo posible, trayectorias repetitivas.

         3)      Desechar la idea de que un plato difícil es un plato muy rápido y lejano.

         4)      Los planchés no han de estar ubicados siempre en las zonas más diáfanas o despejadas.

         5)      La máquinas han de colocarse, si es posible, ocultas por la vegetación o el terreno.

 

Sin duda, para gustos los colores pero es cierto que hay montajes que suelen unificar opiniones como es el caso de los de Veniero Spada, trazador oficial de F.I.T.A.S.C.

Anteriormente he disfrutado de algún montaje del italiano y quedé maravillado, pero lo que más me gustó fue ver el rendimiento que le sacó al terreno de la Federación Española en Castillejo de Robledo.

 

I.                    POSICIÓN DE LAS MÁQUINAS Y UBICACIÓN.

Lo primero que me llamó la atención cuando tiré el primer campeonato montado por Spada, fue que no se veía prácticamente ninguna máquina desde el planché. Además, todas y cada una de ellas prácticamente buscando el máximo escore permitido sin que esta puediese volcar. Florencio Crespo me comentó que en esta edición del europeo, habían tenido que contrapesar máquinas hasta con 80 kilos para asegurarlas al terreno y así lo pudimos ver con nuestros propios ojos. El fin de esta posición de la máquina es conseguir en el plato un doble efecto: avance y giro para ofrecer buena visibilidad al tirador con un efecto parabólico.

 

II.                  DISTANCIA Y VELOCIDAD.

 

Según el reglamento sporting de F.I.T.A.S.C., la dificultad de las trayectorias deberán estar dispuestas en tres niveles:  A (dificultad baja), B (dificultad media) y C (dificultad alta).

 

Cuando un plato se dispone a gran distancia se equilibra la dificultad reduciendo la velocidad y siempre buscando que el plato de la cara, es decir que se vea perfectamente.

 

Si un plato, por ejemplo foso-escape, se lanza próximo al tirador, Spada siempre buscará que el plato engañe a este con poca velocidad consiguiendo así que sea muy visible y que su inminente descenso obligue al tirador a reaccionar a tiempo para no errar con un disparo alto. Todos hemos escuchado esa frase de “se me coló por debajo” o “se quedó el tiro alto”.

Cuando un plato de escape sale con fuerza, seguro que Spada lo dispone para que antes o después escore y ofrezca mayor visibilidad.

 

En todos los montajes del italiano encontraremos platos muy cercanos bombeados, donde el tirador deberá seleccionar bien el punto óptimo de disparo dificultándose mucho este si elegimos otro. Además platos cercanos cruzados y siempre con límite que obliguen al tirador a agudizar todo su ingenio para seleccionar dónde y cómo romperlo. “Un tiro bien tirado”.

 

Recuerdo platos cortos de campeonatos internacionales que todos los que asistimos recordaremos durante muchos años por ser los que más ceros metieron o por ser los más originales:

 

-          Campeonato de Europa 2008, Viena:  conejo sin fuerza que bajaba rondando por una inclinada pendiente a no más de 3 metros del tirador.  Supermini lanzado a menos de 4 metros del tirador cruzado que no volaba mas de 3 metros.

-          Campeonato del Mundo 2010, Italia: normal que volaba de una maquina escondida a la espalda del tirador y que por la vegetación impedía su visión hasta tenerlo a 2 metros cayendo a un lago.

-          Campeonato de Europa 2011, España: plato cruzado de derecha a izquierda por debajo del nivel del tirador con límite (Campo 4, puesto 3, plato D).

 

Es propio de los grandes montadores usar, de vez en cuando, máquinas de pala corta que lanzan el plato con mucha velocidad inicial pero se frenan rápidamente, provocando el error por exceso de adelanto. Al igual que el uso de platos minis sobre el cielo que hacen creer al tirador que vuelan a mayor distancia que la real.

 

III.                TERRENO Y VEGETACIÓN.

 

 

Para que un campeonato deleite a los tiradores es imprescindible que cuente con vegetación y desniveles del terreno pronunciados como ha sido el caso de Castillejo de Robledo.

 

 

Cualquier montador que se precie ha de ser capaz de aprovechar estas circunstancias para engañar a los sentidos y la mente del tirador. Es por ello que encontraremos máquinas en niveles muy superiores al del tirador que al lanzar el plato nos podrían hacer errar el disparo si no somos capaces de dilucidar si el plato asciende o desciende debido a que en el cielo no encontraremos referencias.

 

 

De igual forma, si el terreno no es totalmente horizontal y se lanza una plato en paralelo es posible que nuestra mente interprete que el plato avanza totalmente perpendicular a nuestro eje, es decir sin ángulo de ascenso o descenso.

 

 

Muchos son los platos cuyas maquinas están totalmente ocultas y hacen aparición al sobrepasar un árbol, por ejemplo. No suelen ser platos demasiado rápidos ni lejanos ni con mala visibilidad pero puede ocasionar gran sensación de sorpresa al tirador que si no controla hará que cometamos un 0.

 

Se lanzan platos que dibujan la silueta del árbol que hay debajo y que hacen que el tirador levante la cara, como aquellos que pasan por detrás de un obstáculo momentáneamente.

 

 

Se dan muchos platos que buscan que el tirador pare la mano a medida que estos se acercan a algún obstáculo natural.

 

 

IV.                UBICACIÓN DEL PLANCHÉ O PUESTO DE TIRO.

 

 

El tirador no quiere sitios despejados, quiere mezclarse con el terreno, con la vegetación, con los desniveles. Planches intuitivos cerrados por las copas de los árboles, planches en terrenos desnivelados, junto a lagos, sobre plataformas, en lo más profundo de un barranco y sobre el risco más alto.

Es curioso como los españoles que no suelen tirar fuera de casa comentaban que lo tirado en Castillejo el primer y segundo día era fácil. Quizá será debido a esa costumbre de tirar a platos tensos con poca visibilidad y lejos, pero poco a poco han ido reconociendo que no había un plato sobre el que confiarse pues estaban dispuestos todos y cada uno de ellos con una finalidad, que el tirador se viese obligado a analizar y pensar cuál era el tiro adecuado para partirlo.

 

En este tipo de platos, la probabilidad de 0 es igual que la de 1, pero la diferencia entre estos siempre estará marcada por la capacidad de análisis y conocimiento de técnica de tiro, más que por la habilidad con el arma.

2 comentarios

  • Enlace al Comentario Jose zapico Sábado, 04 Junio 2011 20:10 publicado por Jose zapico

    Como siempre "chapeua", me sorprende tu capacidad de análisis y, sobre todo, me haces recordar momentos de la competición.

  • Enlace al Comentario Mario del Pozo Martínez Lunes, 06 Junio 2011 11:36 publicado por Mario del Pozo Martínez

    Zapi, muchas gracias!!

    Bueno, considero que podría decir muchas más cosas y los que son más experimentados, ni te cuento, jejeje.

    También he decir que este campeonato da cabida a la crítica. No fue perfecto por que se abusó un poco de alguna trayectoria y también algo más de partido al terreno se podía haber sacado. Yo creo que si Spada se hubiese quedado unos cuantos días más montando... nos hubiese dejado muy sorprendido como lo hizo en el mundial del 2010 en Italia. Castillejo tiene más posibilidades que lo que había en Laterina.

    A ver qué montan en el mundial de Francia, porque allí montan algo más lejos, con candelas de todos los sabores y algúnos platos que corren que se las pelan.

Inicia sesión para enviar comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una experiencia de navegación cómoda. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies. Información sobre cookies. ver política de cookies.